MANIFIESTO


Mi manifiesto es una fiesta.

Creo que la vida es un juego divertido que debe tomarse muy en serio.

Mi estabilidad es el cambio.

Veo sonidos y escucho formas, texturas y colores.

Cuando me levanto en la mañana mi primer pensamiento es crear, inspirada en la luna y el sol.

En mi mundo, la música es una absoluta necesidad.

Estudié ingeniería, me apasiona el emprendimiento desde el poder femenino y adoro obsesionarme, investigando y experimentando por mi cuenta, cualquier tema que me resulte apasionante.

Amo la astrología. El cosmos es una de mis grandes pasiones y fuentes de inspiración para crear.

Creo firmemente que la palabra amor proviene de la raíz latina humor... y también creo que el poder de la energía femenina es el poder creativo del amor.

Creo que la única competencia es con uno mism@, y que el mayor certificado es el trabajo constante, apasionado y comprometido con mejorarse cada día.

No creo en verdades únicas e irrefutables, y realmente, con el paso del tiempo estoy más convencida de todo lo que desconocemos.

Me enamora y me inspira cada día más la capacidad que poseemos como seres humanos para transformarnos a través del auto+conocimiento y el regalo de trascender a partir de nuestros contrastes interminables de luces y sombras.

Considero que simplemente somos facilitadores y colaboradores del despertar del conocimiento y la conciencia para otros y para nosotros mismos en determinados momentos.

Y al final de esta experiencia, me gustaría ser recordada como una Artista astrológica


Una creadora apasionada inspirada en el cosmos, que no solo llenó de alegría, color y detalles únicos guardarropas alrededor del mundo a través de piezas hechas a mano; y también apoyó a mujeres y hombres a reconocer y re conectar con su misión y sus talentos naturales de una forma simple a través de herramientas como la astrología, la numerología y la herbolaria para crear negocios únicos, sustentables en mente cuerpo y alma.



Estoy aquí para inspirar y enseñar a las personas a vivir su autenticidad como una tarea espiritual. Para mostrarles de una manera divertida, colorida y cósmica, que no hay separación entre el mundo "espiritual" y el mundo "material". 
Para inspirarlos a creer para crear. 
Y a crear para creer


Registra tu correo y recibe información de nuestros eventos y regalos exclusivos para suscriptores